top of page

El tratamiento psiquiátrico del Siglo XX y su papel en el estigma. PARTE 3.

Acabamos esta serie de posts con el procedimiento en psiquiatría ha dado más estigma al tratamiento de la salud mental…la terapia electroconvulsiva. La terapia se ha mostrado y replicado en películas, libros y series donde hay personas con enfermedades mentales… agregándole una dosis alta de drama (Réquiem for a dream). La terapia electroconvulsiva (TEC o ECT por su nombre en inglés) surgió después de las observaciones de pacientes con epilepsia y psicosis, quienes después de presentar crisis convulsivas mejoraban sus síntomas psicóticos. En 1934 existían tratamientos de inducción de convulsiones en pacientes psiquiátricos con metrozol e insulina y en 1940 el neuropsiquiatra Ugo Cerletti planteó inducción de crisis convulsivas con electricidad para pacientes con enfermedades mentales graves.


"The art of healing comes from nature, not from the physician. Therefore the physician must start from nature, with an open mind."

– Paracelsus


La inducción de crisis convulsivas y cómo esto causa mejoría en síntomas mentales aún se estudia, ya se sabe que tiene múltiples efectos en el cerebro: aumenta el flujo sanguíneo, reestablecer el balance de neurotransmisores y hormonas entre neuronas y ayuda a la neuroplasticidad. Actualmente se encuentra en distintos algoritmos de tratamiento para ciertos padecimientos y está aprobada por la FDA ya que ofrece mejoría rápida y considerable.

El Dr. Cerletti, alrededor de 1937, describió que existían muchos efectos adversos causados a las personas a quienes les inducían crisis convulsivas con metrazol o insulina, calificándolos cómo tratamientos peligrosos, volátiles y muy invasivos ya que causaban un importante cuadro de ansiedad al inicio de la convulsión y fracturas vertebrales por la contracción muscular propia de la crisis convulsiva. Cómo evidencia, en 1939 el Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York reportó que 43% de los pacientes que recibían inducción de crisis convulsivas por metazol presentaban fracturas en la columna vertebral.



Es de notarse que los efectos positivos de la inducción de crisis convulsivas eran muy importantes en muchas personas. Se encontraba que los pacientes tenían mejoría de síntomas psicóticos posterior a las crisis convulsivas por terapia convulsiva con metrazol y con la terapia de coma por insulina. Esto hizo que fueran tratamientos usados en todo el mundo.


Cerletti comenzó a experimentar con descargas eléctricas en la cabeza de perros, causando crisis convulsivas, además encontró que a algunos cerdos les administraban descargas eléctricas en la cabeza cómo un tipo de anestesia previo a sacrificarlos por lo que pensó que podría ser factible realizarlo en personas. Con esto decidió unirse a Lucino Bini para buscar un tratamiento más eficaz para personas con enfermedades mentales graves y crearon el aparato utilizado en el TEC.


En 1938 se realizó la primera Terapia Electroconvulsiva en un ser humano, encontrando que el shock en efecto anestesiaba a los pacientes y al despertar no recordaban haber experimentado la crisis convulsiva, al igual que con el metamizol, los pacientes mejoraban en los síntomas mentales. Para 1940 el TEC reemplazó la terapia con metamizol en todas las instituciones psiquiátricas además se empezó a utilizar suxametonina, un anestésico para administrar al paciente previo a las descargas eléctricas controladas.

La TEC se popularizó por ser una terapia menos cara comparada a las otras inducciones, menos atemorizante para el paciente -no causaba ansiedad previo a la convulsión-, menos peligrosa, más conveniente y más efectiva. Notaron ahora que los pacientes con depresiones graves tenían mejorías dramáticas después de algunas sesiones y que los efectos adversos no se comparaban con los riesgos del metamizol, de administrar insulina, malaria o de las lobotomías. El efecto adverso más común era la amnesia retrógrada -no recordaban el procedimiento – lo cual era una ventaja pues lo que no recordaba era a partir del inicio del TEC.


Actualmente la Terapia Electroconvulsiva ha evolucionado, utilizando descargas eléctricas individualizadas – es decir específica para cada paciente –, con corrientes eléctricas apropiadas, en espacios hospitalarios, con anestesia y relajante muscular administrado previamente por un anestesiólogo/a, evitando así las crisis convulsivas. La persona está dormida cuando se realiza la terapia y cuando despierta no recuerda el procedimiento.


En la mayoría de los hospitales psiquiátricos de América se sigue administrando TEC con una respuesta muy importante, es decir, mejora significativamente los síntomas de personas con síntomas depresivos, maniacos, psicóticos y aquellos que no responden a ningún tratamiento. Aunque suene increíble, es un gran aliado en depresiones graves en mujeres embarazadas y postparto quienes no pueden recibir dosis altas de medicamentos aun cuando presentan cuadros graves de depresión con síntomas psicóticos y requieren mejorar lo más pronto posible para cuidar a ellas mismas y cuidar a su hijx. En estos casos la TEC da una mejoría mucho más rápida que tratamiento con fármacos.

“When you get free from certain fixed concepts of the way the world is, you find it is far more subtle, and far more miraculous, than you thought it was.” – Alan Watts




La búsqueda por tratamientos efectivos continúa y esta herramienta es un gran aliado para los pacientes con enfermedades mentales severas que no pueden tomar medicamento o no han respondido a ellos. El estigma alrededor del TEC hace pensar que las personas ‘quedan mal’ después de la terapia, o que existe para que el médico dañe o controle a los pacientes (One flew over the cuckoo’s nest).




Actualmente, la terapia electroconvulsiva es muy segura, en gran parte el estigma asociado se basa en la época cuando se administraban dosis altas de electricidad, sin anestesia ni relajantes musculares, ahora se han logrado controlar los factores para lograr el mayor beneficio con los menores riesgos posibles.


Menos estigma más salud mental.


¡Espero les haya gustado este post y puedan compartir!


Saludos Cecilia

Comments


Posts Destacados
Posts Recientes
Búsqueda por Tags
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic
bottom of page