top of page

Enfermedad mental: las redes sociales.

La salud mental es un término usado en múltiples plataformas y áreas de nuestra vida, sin embargo, pocos sabemos cómo se observa alguien que está cursando con un padecimiento mental y cómo los profesionales de la salud mental los detectamos y diagnosticamos.


La reciente exposición de un comediante en redes sociales con un probable episodio maníaco pone en tela de juicio qué tanto debemos cuidarnos y cuidar a los otros del alcance que puede tener la exposición en las redes sociales de una persona que se encuentra en una posición tan vulnerable cómo encontrarse en un episodio afectivo, psicótico, de intoxicación por sustancias, etc.




La persona cursando con un episodio de enfermedad mental se considera vulnerable pues la condición médica que está causando el padecimiento le aleja del control de sus emociones y de su conducta, siendo riesgoso para si mismo y para terceros en caso de episodios agudos, pero también impactando sus relaciones interpersonales, finanzas, empleo y salud física en general.



Las redes sociales con la función tipo LIVE pueden alcanzar a más de un centenar de personas durante la transmisión sin embargo se puede guardar el video para retransmitirse de manera indefinida. En este sentido, la persona por publicar o transmitir mientras se encuentra en un estado alterado de conciencia, tendrá un antecedente público por el resto de su vida.

La legislación en México sobre ciberseguridad y protección de los derechos humanos en el ciberespacio se mantiene dentro de la Reforma al Artículo 73 Constitucional. Esta Reforma está enfocada en el marco de seguridad nacional, especialmente en delitos cibernéticos, ciberseguridad, difusión de fake news y acoso cibernético. Por otro lado, las propuestas que exigen dentro de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión se enfocan a la regulación de las redes sociales para salvaguardar los derechos de liberta de expresión.


Toda legislación actual deja descubierto a la persona que transmite, graba o postea información durante une episodio de padecimiento mental y no hay cómo salvaguardar los derechos de los usuarios de las plataformas digitales, ya que el Artículo 19 de la Ley Federal de Protección al Usuario Digital exime a las plataformas digitales de cualquier responsabilidad que puedan dar los usuarios. La responsabilidad de las redes sociales en exponer a los usuarios es nula.


Las propuestas de regulación son pertinentes, probablemente con autorregulación de las plataformas con facilidades para retirar contenidos por el creador y también la educación en materia de salud mental a la población. Como en cualquier crisis de salud física, las crisis en salud mental tienen mejor pronóstico mientras más rápido y oportunamente sean atendidas. Entender que el consumo de sustancias empeora la gravedad de los síntomas, aumenta el riesgo de lesionarse a uno mismo y a otros y aleja la ayuda de la persona.

Sin contar con una formación en salud mental detectar a alguien con una crisis de enfermedad mental es sumamente complicado, ya que la conducta de la persona puede atribuirse a sucesos ambientales, al consumo de sustancias de abuso o a la propia personalidad del individuo, sin embargo, algunos datos que pueden indicar que se requiere acudir a un profesional de la salud son:


- Cambio en el estado de ánimo, puede ser depresivo o bajo o demasiado animado o acelerado; igualmente, si la persona está constantemente irritable, hostil o intranquila- incapaz de quedarse sentada o acostada.

- Observar a la persona teniendo conductas que ponen en riesgo su salud, vida o patrimonio, por ejemplo, apostar, invertir impulsivamente, iniciar o aumentar el consumo de sustancias legales e ilegales, manejar de manera imprudente, iniciar peleas, insultar…

- Encontrar que la persona ha cambiado su patrón de sueño, ha dejado de dormir y no siente necesidad de hacerlo o duerme la mayor parte del día.

- Cualquier persona que mencione pensamientos o intenciones de hacerse daño o hacerle daño a un tercero requiere una evaluación y contención, es decir que sus seres queridos le mantengan en un lugar seguro en lo que es evaluado. Si la persona menciona ideas contradictorias o fuera de la realidad, o no es capaz de cambiar tal idea a pesar de mostrarle evidencias de lo contrario, también es un dato de alarma.


Esperemos este tipo de sucesos en el ámbito público ayude a que entendamos la importancia de saber cómo identificar a alguien que requiere atención médica y cómo poder ayudarle. Que nos ayude a abrir el diálogo sobre el tipo de intervenciones, personal e instituciones especializadas que se requieren para el manejo y tratamiento hacia cualquier miembro de la población en general frente a estos padecimientos, no está de mencionar dichas herramientas y recursos son hoy escasos e ineficientes en nuestro país.

ความคิดเห็น


Posts Destacados
Posts Recientes
Búsqueda por Tags
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic
bottom of page